sábado, 30 de abril de 2016

Profesores (un poema de Ángel M. Gómez Espada)



Fuimos los profesores.

Respetados cuando las ciudades eran todavía un
sueño de alguien y el progreso un espejismo
dibujado en un desierto en blanco.

Repudiados.

Perseguidos como los primeros cristianos por sus
populares privilegios.

Entonces comenzó la subasta pública de nuestros
salarios, de nuestra suerte.

Nos perdimos en la cordillera infranqueable
de la democracia.
Nos transformamos en cuentas de rosario.

Repartidos por los laberintos de espejos
de las administraciones públicas.

Sin brújulas.

Sin rosas de los vientos.

Sin cobertura GPS.

Aún así, sabemos que el ejército sigue atentamente
nuestros pasos, por si en algún momento dado se nos
escapa algún ejemplo o moraleja en los informes
semanales pertinentes.

Nuestra condena fue enfrentarnos a su envidia.

Su condena fue que ya no estamos.

Aunque tampoco se nos espera, la verdad sea dicha.

(Los hijos de Ulises.
Ángel Gómez Espada.
Editorial LeTour1987, 2015)

miércoles, 27 de abril de 2016

Ubi sunt


Ubi sunt en latín significa "¿dónde están?" y es un tópico literario (es decir, un recurso habitual en poesía) para expresar que se echa de menos un tiempo pasado.

(Los tópicos literarios consisten en usar procedimientos poéticos muy conocidos -pero que siguen siendo efectivos- para transmitir emociones al lector. 

Como habrás podido deducir, si son muy habituales, más que la originalidad, buscan conseguir un enfoque distinto, hacerlos especialmente bien o en hacer referencia a sensaciones o sentimentos con los que es fácil sentirse identificado.)

A veces lo que se añora en el ubi sunt es una época idealizada, en la que, supuestamente, había una generación mejor (sí, eso de "en mis tiempos esto no pasaba..."). 

Esto es lo que sucede en uno de los Ubi sunt más famosos de la literatura, el de Jorge Manrique en Coplas a la muerte de su padre:
Resultado de imagen de jorge manrique

¿Qué se hizo el rey don Joan?
Los Infantes de Aragón,
¿qué se hicieron?
¿Qué fué de tanto galán,
qué de tanta invinción
que trujeron?

¿Fueron sino devaneos?
¿Qué fueron sino verduras
de las eras,
las justas e los torneos,
paramentos, bordaduras
e cimeras?


O en Coplas a la muerte de su colega, el homenaje que hizo a Jorge Manrique en los años 80 el poeta granadino Luis García Montero:

¿Qué hace ahora pendulero,
tan vacío y contrahecho,
     sin color,
aquel órgano certero
que se puso tan derecho
     en el amor?
¿Qué se hizo Marilyn?
Aquellos Beatles de antaño,
     ¿qué se hicieron?
¿Qué fue de tanto sinfín
de galanes que en un año
     nos vendieron?


6 Y los tunos, los toreros,
las cantantes de revista
     en el olvido;
las folklóricas primero,
el marqués y la corista
     ¿dónde han ido?
¿Dónde están los generales,
sus medallas y su espada
     sin conciencia,
sino esperando mortales
a que les sea dictada
     su sentencia?



Algo parecido sucede con esta irónica canción de Circodelia que lamenta que los tiempos gloriosos del rock&roll parecen haber terminado:

Sin embargo, el Ubi Sunt también puede enfocarse de una forma más personal, en la que se echa de menos un tiempo anterior que añoras porque marcó subjetivamente al poeta. 


Es lo que encontramos, por ejemplo, en este poema de Javier García Rodríguez, musicado por el grupo La Linga:
El cielo que ofrecían se esfumó como el vino
de la noche de un viernes rotundo e infinito
en que jóvenes ebrias de alcohol y de deseo
bailaban sobre el suelo brillante de una playa.

La razón de su fuerza murió con la costumbre.
De un tosco maquillaje mal dispuesto en el rostro
quisieron esas niñas levantar un imperio
de sombras y de rímel.

Si es verdad que con ellas me demoré en exceso
no fue porque en sus labios yo buscara la vida.
Más bien, ahora lo entiendo, en su mínimo espacio
los dioses más terribles y también los más tiernos
-con la caligrafía inútil del deseo
escribieron de noche un frágil testamento.

O, también, en esta famosa canción de Celtas Cortos, "20 de abril":


O en esta canción, bastante similar, de Bruce Springsteen en la que distintos personajes añoran los "días de gloria"...

..."días de gloria" (concretamente, los de "los años de Aznar") para el "yo poético" de este tema de Javier de Torres:


Incluso, en un enfoque ligeramente distinto, se puede echar de menos un tiempo pasado (cuando se era más joven) pero sin olvidar que tenía partes claramente negativas. Es decir, que en realidad se echa de menos ser joven, aunque se identifique con una época anterior. Creo que es lo que sucede en estas canciones:




Por último, recordamos que, al ser un tópico literario muy conocido, se puede hacer de forma más o menos humorística, como en este poema de Luis Alberto de Cuenca:

UBI SUNT?
De todos aquellos amigos
que poblaron conmigo el mundo
sólo me quedan eneasílabos.

 Una madrugada radiante,
 mientras jugábamos al póquer,
 nos dejó para siempre Jaime.

 Luego le tocó el turno a Pablo.
 Empezó a ponerse tan triste
 que tuvimos que rematarlo.

 José Luis se quedó sin sombra
 cuando más falta nos hacía.
 Fue una zancadilla alevosa.

 Tarde de agosto, en los billares.
 Juan ignacio se derritió.
 Hacía un calor sofocante.

 Peor fue aún lo de Ricardo:
 se disfrazaba de corista.
 Decidimos eliminarlo.

A Javier le dio por las drogas.
 Estuvo metiéndose en líos
 hasta que lo cazó la bofia.

 Gonzalo no era ya el de antes.
 No pensaba más que en su alma
 Terminó por morirse de hambre.

 Pepe fue siempre un bicho raro.
 Ingresó en una extraña secta
 de individuos que iban rapados.

 Y qué deciros de la broma
 que Alfonso le gastó a Miguel
 escapándose con su novia.

De todos aquellos amigos
que poblaron conmigo el mundo
sólo me quedan eneasílabos.
 Luis Alberto de Cuenca: 
Memorabilia.

martes, 26 de abril de 2016

El Heraldo del IESChN y el PeriódICO "Andar y contar"

El IES Chaves Nogales ha vuelto a participar en El País de los Estudiantes. 

El periódico del centro, llamado El Heraldo del IESChN se ha realizado entre un grupo de alumnos impresionantemente implicados y trabajadores, hasta el punto de haber estado dispuestos a renunciar al recreo de casi todos los jueves, a venir al instituto algunas horas de forma voluntaria por las tardes, a trabajar desde sus casas o, incluso, a permanecer en un grupo de Whatsapp con profesores.
Desde aquí gracias y enhorabuena a todos: habéis hecho un trabajo del que podéis estar orgullosos.

Han estado coordinados por mis compañeros José Luis Fernández y Paqui Izquierdo y yo he echado una mano inconstante y escasa, porque los jueves deambulo un tanto" zombie" por mi horario y porque he estado metido en demasiados asuntos a la vez.




Cuando inscribimos El Heraldo del IESChN en El País de los Estudiantes, les pregunté a los alumnos de ICO si les apetecía que hicéramos nuestro propio periódico y hubo mayoría absoluta de SÍ.
Con esa idea, fui mandando diferentes actividades, dando ideas para artículos y haciendo sugerencias o correcciones. Lo normal, vamos.

Sin embargo, llegada la hora límite para entregarlo y a pesar de haberle dedicado muchísimas sesiones, no había nada maquetado según las indicaciones, faltaban muchos artículos por terminar y muchísimos por corregir y, por tanto, pensé que lo más indicado sería cancelar nuestra participación...

Al final me arrepentí: que no nos hayamos organizado bien para tener en cuenta las dificultades técnicas que da el programa o que el encargado de maquetar la portada se haya "escaqueado" no es culpa de aquellos que han hecho magníficos, buenos o interesantes reportajes, artículos o perfiles...

Así que, después de haber aprendido gracias a Paqui Izquierdo, José Luis Fernández y "Magic" Cavero cómo narices se maquetaba la dichosa portada, me decidí a perpetrarla yo mismo.

Desde este enlace se puede acceder al PeriódICO digital que, a falta de un nombre mejor, se ha llamado "Andar y contar" en homenaje a Manuel Chaves Nogales.

En él, además de una horrible portada, encontraréis algunos artículos, reseñas o reportajes más que interesantes de los alumnos que cumplieron su compromiso y algunas "firmas invitadas" de otros cursos a quienes aprovecho para dar las GRACIAS desde aquí.

He aprendido mucho de esta experiencia y confío en que se note otros años. Mientras tanto, seguimos.

lunes, 25 de abril de 2016

Carpe diem





"Carpe diem" en latín significa "aprovecha el día" (aunque sería más natural traducirlo por "aprovecha el momento") y, además de un tatuaje cutre y muy común, es un tópico literario que consiste en animar al lector a que se centre en disfrutar del presente... antes de que sea demasiado tarde.

Es decir, es una invitación a aprovechar la juventud, la belleza, a no preocuparse por el futuro ni agobiarse por las obligaciones... O, dicho de otra forma, una forma más culta de las incitaciones coloquiales como "a vivir, que son dos días", "lo que no mata, engorda", "más se perdió en la guerra y volvieron cantando" o "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy".

Es un tópico clásico, es decir, que viene de la cultura clásica grecorromana y, como tal, se retoma con muchísima fuerza en el Renacimiento. Hay innumerales ejemplos, pero quizá los versos que mejor lo sintetizan son estos del poeta español Juan del Enzina (1468-1529):

Hoy comamos y bebamos
y cantemos y holguemos,
que mañana ayunaremos.

Como ya hemos explicado anteriormente, los tópicos literarios son métodos para expresar sentimientos o sensaciones usados muy habitualmente en poesía (porque se conocen y se sabe que funcionan). Es decir, una especie de juego "metaliterario" (o literatura que remite a otra literatura) entre escritores y lectores. 

Espero que esta presentación te ayude a entenderlo...

...Aunque, en el caso de que no, probablemente sí lo consiga esta otra de la alumna de 1º de Bachillerato Andrea de la Loza (de cuyo blog, de paso, cojo prestada la siguiente imagen. ¡GRACIAS, ANDREA!):


Resulta también un claro carpe diem esta canción de Ariel Rot:

Estoy cansado de pedir perdón,
temblando contra el paredón
o escapando sin aliento.

Sufrir esperándolas venir:
en la cama del fakir
cada noche es un tormento.

Entonces celebremos que ahora estamos aquí 
celebremos que hoy estamos juntos aquí 
jamás podrán robarnos este momento. 

Subir para después bajar
y volverme a enredar
en mis malos pensamientos.

Morir, todos vamos a morir, 
pero no quiero escribir 
cada día un testamento. 

Entonces celebremos que ahora estamos aquí 
celebremos que hoy estamos juntos aquí 
jamás podrán robarnos este momento. 

Y es que de nada sirve anticiparse a los golpes que vendrán
al próximo nubarrón, al siguiente vendaval...

Entonces celebremos que ahora estamos aquí 
celebremos que hoy estamos juntos aquí 
jamás podrán robarnos este momento. 


O "Baile de ilusiones", otra canción del mismo autor que, basándose en una analogía (metáforas relacionadas entre sí) dice esto: Y el que tenga un amor, que lo cuide/ y que mantenga la ilusión/ porque la vida es un baile de ilusiones.../ y el que no baila está muerto.

Pero probablemente donde mejor se aprecie sea en esta canción de Joaquín Sabina en la que nos recuerda mil razones para seguir viviendo (por supuesto, desde su personal punto de vista, porque recordemos que "la lírica es subjetividad"):

 

PLAGIO CREATIVO: 

Como has visto, el Carpe Diem es un tópico muy habitual en el arte y numerosísimos poetas o autores de canciones han realizado su adaptación a la hora de enumerar los motivos por los que merece la pena olvidar los problemas y disfrutar el presente.
Pues bien, ha llegado TU TURNO: deberás escribir tu propia actualización del tópico de Carpe Diem.

La forma queda a tu elección: puedes escribir un soneto, un romance, un haiku, utilizar versos libres o un poema en prosa.

Simplemente recuerda que debes mostrar gran optimismo, ganas de vivir y dar motivos (subjetivos) que supongan una alegría.

Cuando lo hagas, corrígelo (recuerda que la inspiración es importante pero el trabajo lo es mucho más), léelo en voz alta, comprueba que "funciona" o emociona y pégalo en los comentarios.

domingo, 24 de abril de 2016

"El hijo del carpintero" (un cuento "clásico" de Gonzalo Hidalgo Bayal)



Gonzalo Hidalgo Bayal es un escritor fundamental de la narrativa española de los últimos años. 
Una de sus obras menos conocidas es la colección de relatos La princesa y la muerte, en la que hace variantes de la típica historia épica en la que un caballero debe salvar una princesa.

A continuación podéis leer uno de los más breves y mejores, "El hijo del carpintero":
Cuando el hijo del carpintero cumplió diecisiete años, se dispuso a cumplir el destino que predijeron los oráculos en el día de su nacimiento, así que abandonó la aldea y se encaminó al palacio del rey para conquistar la mano de la princesa y convertirse en heredero del trono. Tendría que superar numerosos peligros en el trayecto, pero, según los augurios, sólo uno de ellos era tan espantoso y extraordinario como para impedir el logro de su objetivo. ‘Cuídate de las insidias y asechanzas del guardián con un parche en el ojo izquierdo, porque ni el fuego ni la cólera darán tregua a su maldad’, había dicho el oráculo. De modo que el hijo del carpintero recorrió los bosques y cruzó los ríos y atravesó las montañas del país camino del palacio, venciendo sin dificultad los obstáculos que salían a su paso, porque era intrépido y valiente. A la orilla del mar, en efecto, en los restos de un barco que había naufragado tiempo atrás, encontró a un viejo pirata con barba y un parche en el ojo izquierdo. Al hijo del carpintero le pareció una persona inofensiva y nada terrible, incluso afable, pero, cumpliendo su destino, lo mató con un golpe de remo en la cabeza y lo arrojó al agua. Después, aunque con el remordimiento de haber dado muerte tal vez a un hombre inocente, siguió su camino con alegría, seguro y confiado, sintiéndose ya dueño del corazón de la princesa.Y así llegó a la ciudad. Pero apenas llamó a la puerta de la muralla, los centinelas lo acusaron de haber asesinado al marinero predilecto del monarca, lo detuvieron y lo condujeron a los tribunales de justicia. Fue entonces, al encontrarse ante el juez, cuando el hijo del carpintero maldijo entre dientes la fatalidad de los designios divinos, pues la severidad del magistrado que lo observaba desde el estrado lucía un parche en el ojo izquierdo y un rayo de cólera y de fuego en el derecho.

Ahora es tu turno de escribir un cuento clásico. Recuerda utilizar los elementos tradicionales (caballero, destino, oráculo, princesa, rey, justicia y final feliz... o no) 

sábado, 23 de abril de 2016

Vencidos (poema de León Felipe musicado por J.M. Serrat)


Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.

Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura,
y va ocioso el caballero, sin peto y sin espaldar
va cargado de amargura,
que allá encontró sepultura
su amoroso batallar.
Va cargado de amargura,
que allá quedó su ventura
en la playa de Barcino, frente al mar.

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar.
Va cargado de amargura,
va, vencido, el caballero de retorno a su lugar.

¡Cuántas veces, Don Quijote, por esa misma llanura,
en horas de desaliento así te miro pasar!
¡Y cuántas veces te grito: Hazme un sitio en tu montura
y llévame a tu lugar;
hazme un sitio en tu montura,
caballero derrotado, hazme un sitio en tu montura
que yo también voy cargado
de amargura
y no puedo batallar!

Ponme a la grupa contigo,
caballero del honor,
ponme a la grupa contigo,
y llévame a ser contigo
pastor.

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar...

jueves, 21 de abril de 2016

De momento, el único plan que tengo es escribir

 
De momento, el único plan que tengo es escribir. Sé escribir, porque escribir (a diferencia de la coreografía, la arquitectura o conquistar reinos) es algo que puedes hacer aunque seas pobre y estés solo y no tengas infraestructura (una compañía de ballet o unos cañones, por ejemplo). Los pobres pueden escribir. Es de las pocas cosas que la pobreza, y la falta de contactos, no puede impedirte hacer.
Cómo se hace una chica.
Caitlin Moran. 


martes, 19 de abril de 2016

"Donde vive la gente" (reportaje sobre Sevilla Este)

Este curso hemos trabajado bastante las crónicas periodísticas: es decir, unos textos en los que se conjugue tanto la información de unos hechos (que el lector debe comprender claramente) como la opinión o el punto de vista personal del cronista.


De esta forma, los alumnos han leído en clase sus crónicas personales de la Semana Santa, han escrito sobre partidos de fútbol u otras competiciones deportivas o, incluso, han hecho elaboradas críticas sobre los carnavales de Cádiz.

Ahora, en cambio, nuestras jóvenes promesas del periodismo van a tener que realizar un reportaje sobre su propio barrio tomando como modelo el artículo de Pablo García Casado sobre Sevilla Este publicado en El País en 2005:
Los regidores de Plaza Nueva quisieron dotar en su día de carácter sevillano esta inmensa extensión de terreno, pero se limitaron al pobre folclorismo de llamar Flor de Gitanilla a una calle que bien podría situarse a las afueras de Houston. Sólo los gritos de los goles del Betis o del Sevilla, y una postmoderna hermandad que procesiona en la amplísima Avenida de las Ciencias nos invita alguna estampa hispalense.
El Parque Infanta Elena da muestra de lo que tal vez un día fueron esos espacios abiertos. Una isla urbanística de pinares casi salvajes donde uno puede pasear a su niño en el cochecito entre caminos de albero, escuchar los sonidos de las aves y detenerse a descansar en el bucólico lago artificial donde niños corretean detrás de los palmípedos y los padres intentan perder peso sudando la camiseta. El silencio se interrumpe apenas unos segundos al ver pasar los nuevos trenes de cercanías que unen el resto del mundo con el Palacio de Congresos.
Y es que Pablo García Casado es un magnífico poeta que ha tenido gran éxito... pero su reportaje retrataba un barrio muy diferente al actual. Por eso, es hora de que nuestros intrépidos reporteros le den la réplica, atendiendo a todos los cambios y, por supuesto, sin olvidar su punto de vista personal que convertirá este reportaje en un artículo que también merezca ser leído (e incluso trabajado en clase) dentro de 10 años... O más.

Internet y la prensa: una relación con pros y contras.

 

Internet ha transformado nuestras vidas para siempre en todos los aspectos: por ejemplo, ha cambiado indudablmente nuestra forma de divertirnos, de aprender, de trabajar, de comunicarnos y, también, de informarnos.


Actualmente en 2º de ESO estamos estudiando La Prensa y los géneros periodísticos y, a lo largo de todo el curso, hemos explicado, trabajado y practicado diferentes tipos de textos argumentativos.

Por eso, he considerado útil que los alumnos realizaran un texto en el que reflexionaran sobre la influencia que tiene internet sobre la prensa que les sirviera para recordar lo aprendido y les llevara a razonar los pros y contras.

Como siempre, intentando cuidar lo máximo posible la estructura para lograr texto argumentativo convincente y eficaz. Es decir, con estas partes:

1-Introducción o presentación general del tema (¿qué es internet? ¿Qué importancia tiene en nuestras vidas? ¿Qué es el periodismo? ¿Cómo se relacionan?)

2-Aspectos positivos y negativos de internet en la prensa.

3-Opinión personal.

4-Conclusión (resumir la tesis o idea principal con otras palabras diferentes).


Recuerda pegar tu artículo en los comentarios.

lunes, 18 de abril de 2016

Kate Winslet nos recuerda que nadie debe marcarnos límites



Aquí puedes ver el discurso de Kate Winslet tras ganar un nuevo Bafta, uno más de los innumerables premios en una carrera marcada por el éxito que pudo haber sido diferente de haberse dejado acomplejar:
"Cuando tenía 14 años, mi profesor de interpretación me dijo que podría irme bien si era feliz conformándome con papeles de chica gorda. ¡Mírame ahora! ¡Mírame ahora! Así que lo que siento en esos momentos es que ninguna mujer joven que haya sido poco considerada por un profesor, por un amigo o incluso por sus padres, debería hacer caso a nada de eso, porque eso es lo que yo hice.
Yo continué y superé mis temores e inseguridades. Me gustaría dedicarle este premio a todas las chicas que dudan de sí mismas, porque no deberían dudar sino ir a por todo".


Y es que los gustos de todo el mundo no tienen que estar exclusivamente limitados a estrictos cánones de belleza, como estamos averiguando en 3º gracias al proyecto de Un cancionero petrarquista. Es decir, aunque a todos la sociedad muchas veces nos marca demasiado cómo tenemos que pensar o, incluso sentir... Tenemos que aprender a pensar por nosotros mismos y darnos cuenta de cada uno puede tener gustos particulares que le lleven a fijarse en aspectos que muchas veces se rechazan estúpidamente. Creo que eso es lo que reivindica esta divertida canción de Señor Mostaza, "La sonrisa de las chicas con aparato"

Y es que dejar que te importen (o molesten, o hagan daño) las opiniones de gente que no merece esa importancia, es un error.

Pero además, muchas veces las decepciones o frustraciones (o el mal trato de los demás) pueden llevarnos a agriar nuestro carácter y pagarlo con quienes menos lo merecen o están más indefensos. Por mal que nos sintamos, es algo que debemos intentar evitar siempre, como nos muestra este genial corto de Jacob Frey, The Present (El regalo).

Ahora bien, lo ideal es darnos cuenta de que, más allá de gustos sin personalidad marcados por el canon de belleza impuesto o más originales, las personas que de verdad importan merecen la pena por cosas mucho más fundamentales que su aspecto físico y que, igualmente, van a saber valorarnos más allá de nuestro cuerpo, nuestro pelo o nuestra forma de vestir.

Así que, ya sabes, estés más o menos delgado/a, rellenito/a, gordito/a, lleves o no aparato o tengas las orejas un poco más grandes o más pequeñas, no te olvides del consejo que dábamos antes de los exámenes del primer trimestre y que, como sabes, se puede aplicar a muchos más aspectos de tu vida:


domingo, 17 de abril de 2016

Todos ustedes parecen felices (poesía en canciones)


Esta canción es una versión que ha realizado el grupo Dummie (en colaboración con Quique González) a raíz de este poema de Ángel González:

Todos ustedes parecen felices…
…Y sonríen, a veces, cuando hablan.
Y se dicen , incluso,
palabras
de amor. Pero
se aman
de dos en dos
para
odiar de mil
en mil. Y guardan
toneladas de asco
por cada
milímetro de dicha.
Y parecen -nada
más que parecen- felices,
y hablan
con el fin de ocultar esa amargura
inevitable, y cuántas
veces no lo consiguen, como
no puedo yo ocultarla
por más tiempo; esta
desesperante, estéril, larga
ciega desolación por cualquier cosa
que -hacia donde no sé-, lenta, me arrastra.
Aquí hay otra versión, un poco diferente y permitiéndose variar la letra, del grupo Disidencia, incluida en su disco Antología poética (que usaremos algún otro día en clase):





Es curioso porque el citado Quique González ya había realizado una canción basándose en un poema. En este caso, la canción "Aunque tú no lo sepas", que surgió del poema del mismo nombre de Luis García Montero. A continuación os dejamos el poema y, aquí, la canción (extraída de un documental sobre el poeta).

Aunque tú no lo sepas

Como la luz de un sueño, 
que no raya en el mundo pero existe, 
así he vivido yo 
iluminado 
esa parte de ti que no conoces, 
la vida que has llevado junto a mis pensamientos... 

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto 
cruzar la puerta sin decir que no, 
pedirme un cenicero, curiosear los libros, 
responder al deseo de mis labios 
con tus labios de whisky, 
seguir mis pasos hasta el dormitorio. 

También hemos hablado 
en la cama, sin prisa, muchas tardes 
esta cama de amor que no conoces, 
la misma que se queda 
fría cuanto te marchas. 

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo, 
hicimos mil proyectos, paseamos 
por todas las ciudades que te gustan, 
recordamos canciones, elegimos renuncias, 
aprendiendo los dos a convivir 
entre la realidad y el pensamiento. 

martes, 12 de abril de 2016

Paradojas

La paradoja es un recurso literario que consiste en expresar una situación ilógica, supuestamente imposible, ya que une dos conceptos contrapuestos que, en el caso de producirse uno, obligatoriamente debería negar el otro...

... Aunque su gracia consiste en que la vida es paradójica y, muchas veces, no nos queda más remedio que expresar el absurdo. Ejemplos:

Sé que el amor no existe 
y sé también que te amo 
(Darío Jaramillo)
Resultado de imagen de la vida mata los enemigos
(La vida mata)

Cuanto más tiene, más necesita.
Si quieres paz, prepárate para la guerra (dicho latino, atribuido a Vegecio)
La mejor defensa es un buen ataque
Gracias a Dios, soy ateo (Luis Buñuel)
Era tan pobre que solo tenía dinero (Cristina Onassis)

El Roto, sin duda el mejor viñetista de la actualidad, se ha servido a veces de la paradoja para algunos de sus dibujos en El País:




En la web ensayistas hispánicos usan estos que considero que también son bastante claros:

Vivo sin vivir en mí
y de tal manera espero,
que muero porque no muero.
            (Santa Teresa)

Yo te amo para comenzar a amarte,
para recomenzar el infinito
y para no dejar de amarte nunca:
por eso no te amo todavía.
           (Pablo Neruda)

Doy consejo, a fuer de viejo:
nunca sigas mi consejo.
           (Antonio Machado)

También podemos encontrar un uso muy acertado de este recurso en poemas de autores contemporáneos como son Antonio Orihuela y Elena Román:


Vengo del sur y no toco las palmas,
vivo en el centro pero a un lado.
Ahora que al fin tengo sitio
no sé dónde guardar las cosas
que antes no me cabían:
objetos descatalogados cuya costumbre
era estorbar y que hoy
quisieran destrozar los cajones
en un canto a la libertad dinámico.
De momento, soy feliz
en esta casa que han tenido que pintar
para que no huela a los muertos que la habitaron.
        (Autosuficiencia en la, Elena Román)


Nuestra forma de entender el comunismo nos hizo capitalistas.
Nuestra forma de ser modernos nos hizo primitivos y crueles.
Nuestra forma de viajar terminó siendo
nuestra forma de no salir de casa.
Nuestra forma de vivir la libertad nos convirtió en esclavos.
Nuestra forma de resistir se volvió nuestra forma de aceptar.
Nuestra forma de atesorar riqueza nos hizo pobres.
Nuestra forma de pensar bloqueó todo pensamiento.
Nuestra forma de escuchar nos dejó sordos.
Nuestra forma de amar nos alejó del amor.
Nuestra forma de mirar nos dejó ciegos.
Nuestra forma de ascender
resultó que era nuestra forma de caer aún más bajo.
(El amor en los tiempos del despido libre.
Antonio Orihuela)

De nuevo el grupo uruguayo El Cuarteto de Nos realiza una canción aplicando un recurso literario con gran maestría. En este caso mediante una sucesión de paradojas (algunas de ellas, célebres):


Fito Cabrales, músico que primero desarrolló una larga carrera en el grupo Platero y Tú y ahora lleva mucho tiempo de éxito como Fito y los Fitipaldis, ha empleado este recurso en innumerables versos de sus canciones. De hecho, su último disco hasta la fecha es, en sí mismo, una paradoja (Huyendo conmigo de mí). También podemos mencionar versos como los siguientes:

Y es que es tan alucinante
que hace días que no duermo,
por si acaso al despertarme
veo que todo ha sido un sueño

La soledad no está tan sola:
¿no ves que a mí no me abandona?

Y es que no puedo dormir
porque siempre estoy soñando:
en invierno con el sol,
con las nubes en verano.


Aunque posiblemente se entienda aún mejor en en esta canción de El Kanka, que conocí el año pasado gracias a una alumna de 3º de ESO, que la eligió para buscar sus propios ejemplos una vez hubo entendido la figura literaria. 

Y eso es exactamente lo que os toca hacer ahora a vosotros en los comentarios, con versos de poemas o canciones, frases de Instagram, novelas o la prensa...


Lo importante es que sean ejemplos originales y que, además, representen bien el recurso literario.

Hacedlo con este y el resto de recursos literarios explicados en las entradas anteriores.


Lo mal que estoy .. y lo poco que me quejo.

Siempre me levanto con el pie mirando al suelo.
La voz muda .. me saluda desde lejos,
me regala su silencio .. pero yo me hago el sueco ..
mirándome en el espejo.

Y el espejo me devuelve su reflejo sin el mío,
yo lo asumo y sigo.. pero no me fío.
Me autodiagnostico sin un éxito mínimo,
así que me deprimo.

Lo mal que estoy .. y lo poco que me quejo. 
Tengo el alma en cuarentena .. y roto el cuerpo. 
¡Qué dolor, qué pena .. y qué tormento! 
Salgo a las aceras .. el andar desafinado. 
La maleta llena de cantos rodados. 

La sonrisa boca abajo de subir tanta escalera ..
sin llegar a ningún lado.
Y la historia me critica porque siempre estoy penando.
Y yo le digo: “Pobre de aquel que oculta su llanto”

Un ladrillo no sabe llorar ..
pero tampoco lleva bien el compás.

Lo mal que estoy .. y lo poco que me quejo. 
Tengo el alma en cuarentena .. y roto el cuerpo. 
¡Qué dolor, qué pena .. y qué tormento! 
Y cómo me duele la vida entera .. 

Y el médico me ha dicho que ponga en entredicho
la verdad más verdadera, que llegue tarde al nicho ..
y que a cada dolor nuevo .. le busque un placebo.

A mi burro, a mi burro le duele el amor ..
porque nadie le quiere, sólo le quiero yo.
Y a mí la pena me saluda cuando más me estoy riendo,
de remiendos tengo lleno el corazón.

A mi burro, a mi burro le duele el amor ..
porque nadie le quiere, sólo le quiero yo.
Y a mí la pena me saluda cuando más me estoy riendo,

de remiendos tengo lleno el corazón.

Chimpón ..!

Otro alumno de 3º de ESO del año pasado me descubrió esta otra:


Cuando entro a un micro me salgo,
pongo un listón alto entre un bombo, una caja y un bajo.
Esta canción es el principio del fin
de este dulce delfín, que nada en este agua salada,
doy mi parrafada en cualquier punto y os dejo en coma.
Toma, soy el primero en un segundo.

Mc's lo llevan negro si quieren dejarme en blanco,
porque tu grupo me sabe a poco y no es para tanto.
Tonto, a veces es de listo hacerse el tonto
dame un ritmo largo que a mí se me queda corto, ¿sabes?

Yo quise ser antídoto y me he vuelto el veneno
y no estaría de más que alguien me echara de menos
pero la vida es dura y soy tan blando
que estoy callao aunque fuera esté hablando
y sé que no sé nada aunque merezca todo.

Soy abstemio en el dolor
porque de amor soy un beodo.
Yo tengo la religión de ser ateo
el whisky me deja la vod-kaliente y solo veo
que voy ciego, mi flow es fuego
por eso acostumbro a romper el hielo.

Con solo un verso os destripo,
este individualista está sonando en tu equipo.
Cerebros dormidos, soñad despiertos
cuando escribo me siento vivo,
es por ello que os dejo muertos

[Estribillo] (x2)
Paradojas, funambulista en cada hoja
bailo con vocabulario doy un vuelco al diccionario son
paradojas, funambulista en cada hoja
estoy harto de ver Mc's con tan poco ingenio

Mentes cerradas, os dejo bocabiertos,
hablo demasiado la verdad es que siempre miento.
Brillo como el sol, con el glamour de la Luna
pregunta cómo una voz tan grave suelta frases tan agudas.

Nunca dirás siempre,
cada año es peor, por eso este lo venero hasta diciembre.
Vente, deja que esto nos una,
traigo ritmos arropados con palabras que desnudan.

Pero me ha quedado la espina, de que no me tiren flores,
doy rap al por mayor para dejarte en paños menores.
Señores y señoras, pasen y vean,
las rimas más guapas bailando con la conciencia más fea.

No me importa el sonido del público:
yo prefiero silenciaros antes de que me deis ruido.

Me elevo y os hundo,
porque mi rap es multiplicación, el tuyo el producto,
seductor y a la vez tímido,
dejo de piedra, mientras me bebo y canto con flow's, os liquido
real es mi mierda de ciencia ficción.
Oye mi sinfonía en cualquier rincón
¿habláis del éxito? aquí regreso
escupo a tu verso anoréxico al mío lo beso
cerebros dormidos soñad despiertos
cuando escribo me siento vivo es por ello que os dejo muertos

[Estribillo] (x2)
Paradojas, funambulista en cada hoja
bailo con vocabulario doy un vuelco al diccionario son
paradojas, funambulista en cada hoja
estoy harto de ver Mc's con tan poco ingenio

lunes, 11 de abril de 2016

Antítesis

Aquí podéis escuchar la canción de El Chojin, Ríe cuando puedas, llora cuando lo necesites.


Esta canción se basa en el recurso literario de la antítesis, que consiste en oponer dos términos contrarios para establecer una relación basada en sus diferencias. Es decir, en su oposición. O, dicho de otra forma, hablar primero de algo y, después, de algo contrario o que se considera oportuno oponer.

Por ejemplo, este momento de D. Quijote de la Mancha en que Alonso Quijano se opone a Sancho:
 Yo velo cuando tú duermes, yo lloro cuando cantas, yo me desmayo de ayuno cuando tú estás perezoso y desalentado de puro harto.
O en estos célebres versos del poeta chileno Pablo Neruda: 

Mucha gente confunde la antítesis con la paradoja porque a veces se usan juntos, como en este célebre poema de Lope de Vega:


Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

 
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

 
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

 
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.


Como decía, vamos a considerar antítesis cuando un término se opone a otro. 

Como verás, es un recurso muy habitual en los poemas para reflejar disparidad de caracteres, por ejemplo en relaciones de amor condenadas a no entenderse. Este rima de Gustavo Adolfo Bécquer es, sin duda, un ejemplo claro:

XLI
Tú eras el huracán y yo la alta
torre que desafía su poder:

¡tenías que estrellarte o que abatirme!...
¡No pudo ser!

Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:

¡tenías que romperte o que arrancarme!...
¡No pudo ser!

Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque...
¡No pudo ser!

No podemos dejar de recordar esta canción del grupo uruguayo El Cuarteto de Nos:



También se dan continuas antítesis en esta canción de M-Clan:



O en "El rocanrol de los idiotas", del cantautor español Joaquín Sabina, que establece una relación entre opuestos que, quizás, en el fondo, no lo son tanto:
Yo no tenía ganas de reir,
tú reías para no llorar;
yo le guiñaba un ojo a mi nariz,
tú consolabas a tu soledad.

Yo sin ninguna escoba que vender,
tú con mil y una noches que olvidar;
a mí no me quería una mujer,
a ti se te moría una ciudad.

Tú habías perdido el último autobús,
a mí me habían echado de otro bar;
los mismos alfileres de vudú,
el mismo cuento que termina mal.

Pero quiso el cielo
bautizar el suelo
con su gota a gota
y con champú de arena
para tu melena
de muñeca rota...


y tu mirada azul
me dijo a cara o cruz

y mi alma de tahúr
lo puso a doble o nada.


Y los peces de colores de mis botas
y tus marchitos zapatitos de tacón,
locos por naufragar,
salieron a bailar
al ritmo de la lluvia sobre las capotas
el rocanrol de los idiotas.


Yo no venía de ningún país,
tú ibas camino de cualquier lugar;
conmigo no contaba el porvenir,
de ti no se acordaba el verbo "amar".
 

Yo no jugaba para no perder,
tú hacias trampas para no ganar;
yo no rezaba para no creer,
tú no besabas para no soñar.

Y sin equívocos de vodevil
ni alertas rojas en el corazón
el dios de la tormenta quiso abrir
la caja de los truenos y tronó,
porque quiso el cielo
acariciar el suelo
con su gota a gota
y con champú de arena
para tu melena
de muñeca rota.

Qué disparate de
partida de ajedrez
con una "partenaire"
adicta al jaque mate.

Y tu bolso como un nido de gaviotas, 
y mi futuro con pan duro en el cajón, 
locos por naufragar
salieron a bailar,
al ritmo de la lluvia sobre las capotas,
el rocanrol de los idiotas.

Capeando el temporal
salieron a bailar
como dos locos bajo el chaparrón de notas
del rocanrol de los idiotas.

El rocanrol,
el rocanrol de los idiotas.
Como tú y como yo.
El rocanrol de los idiotas.


Se marcó la calle
con aquel detalle
de dejarnos solos...

domingo, 10 de abril de 2016

Personificación


La personificación es un recurso literario que consiste en atribuir cualidades humanas a seres inanimados.

Por ejemplo, en el poema "Elegía" de Miguel Hernández, que ya hemos comentado por aquí, encontramos unos versos que utilizan este recurso con gran acierto
Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta.

Este recurso se puede realizar de muchas formas. Son personificaciones claras expresiones populares como "la vida me sonríe", "el tiempo vuela", "la suerte viene y se va", "fumar mata", "la hora de Mates se me pasa volando"... O, de forma más literaria, esta descripción que hace Clarín de Vetusta, el espacio donde sucede la obra La Regenta:
Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana del coro, que retumbaba en lo alto de la esbelta torre en la Santa basílica.
Leopoldo Alas, «Clarín». La Regenta.
También son ejemplos claros de personificación estas dos canciones sobre la felicidad (pego a continuación el enlace para poder escucharlas y algunos versos donde se observa bien el recurso)

"Felicidad" (canción de Ariel Rot, interpretada junto a Fito Páez).

"Felicidad odia las despedidas:
un día te despiertas y ella ya no está.

Felicidad no cura las heridas,
ella es la heroína de mi soledad.
Felicidad no te vayas todavía
tengo la manía de dejarte escapar"

O esta otra de La Cabra Mecánica

"Felicidad,
qué bonito nombre tienes.
Felicidad,
vete tú a saber dónde te metes.
Felicidad,
cuando sales sola a bailar,
te tomas dos copas de más
y se te olvida que me quieres.

Nada mas verte
le dije a mi sentido común
que no me esperara levantado...
Y al volver a casa una nota en el “livinrum”
un adiós en los morros
y desde entonces duermo solo
(...)
Cuando menos lo esperaba
de pronto un día
a mi puerta llamó la alegría
y resulta que tenía tu carita
y resulta que estabas tan rica
que devoré tu piel, tu carne y tus espinas..."

La Fortuna de Revólver
Una noche cualquiera a mi puerta llamó la Fortuna,
y una noche cualquiera es normal que yo estuviera allí.
Me dejó en la ventana un mensaje escrito con lluvia:
"Esta noche he venido y no estabas, lo siento por ti."
No podía creer que la niña gastara estas bromas,
por más que me dijeran amigos que sí, hombre, que sí.
Yo que siempre fui un desafinado me rasgué las ropas.
Seguiré mi camino con calma seré un tipo gris.

Pero la vida me puso en las manos esta guitarra y un poco de voz,
y hoy me encuentro feliz en mi banda y en una canción:
Mi vida en una canción, mi vida en una canción.

Estampé el cigarrillo en charco que había en el suelo
y se fue como un barco velero buscando alta mar.
Calle abajo corrieron de un golpe todos mis sueños.
La Fortuna le da a cada hombre una oportunidad.

Pero la vida me puso en las manos esta guitarra y un poco de voz,
y hoy me encuentro feliz en mi banda y en una canción:

Mi vida en una canción, mi vida en una canción.