domingo, 28 de agosto de 2016

Convocatoria extraordinaria: autoevaluación


Se cumplen dos años desde que llegué al IES Chaves Nogales después de haber sacado plaza en las oposiciones de 2014. Desde entonces, he aprendido muchísimo de la comunidad educativa, de los padres, de mis compañeros y, sobre todo, de muchos alumnos*1
Soy consciente, sin embargo, de que me quedan muchísimas cosas por mejorar, algo que espero seguir haciendo en el futuro: ahora, en este septiembre que cierra una etapa para abrir otra, parece un momento bastante bueno para hacer balance.

Y es que, en estos días, muchos alumnos tienen la oportunidad de aprovechar la convocatoria extraordinaria para demostrar haber adquirido los conocimientos que les faltaban y recuperar la o las asignaturas pendientes.  Y las oportunidades están ahí para que las aprovechemos, incluso cuando no llaman demasiado nuestra atención (¿y hay algo que llame menos nuestra atención que tener que tirarnos el verano estudiando?). Por ejemplo, aunque, como todos, he desaprovechado muchísimas oportunidades en esta vida, el CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica que te permite dar clase después de haberte titulado en la carrera correspondiente y tiene fama entre los profes de ser una total pérdida de tiempo -y, ahora, además, de dinero-) a mí me sirvió para darme cuenta de que tenía vocación por enseñar.


También, para muchos, el periodo de prácticas está considerado como un estúpido trámite burocrático que solo tendría sentido para aquellos que aprueban la oposición sin haber trabajado anteriormente (no llevando uno, dos, tres o, como en mi caso, cuatro años de experiencia previa). A mí, por suerte, me sirvió directa o indirectamente para venirme a vivir a una ciudad maravillosa (bueno, más bien a su "sucursal" en el extrarradio), hacer grandes amigos, conocer un instituto fantástico con compañeros entregadísimos y alumnos, en general, tremendamente educados, motivados y motivadores. Luego, tuve la chiripa de quedarme otro año más.

En mi primer curso en el instituto hube de adaptarme rápidamente a un cambio de ciudad (y comunidad autónoma), de forma de vida y a una nueva (y mejor) manera de enseñar (todo ello, aliñado con la presión, estúpida pero, me temo, inevitable, que supone ser un profesor en prácticas). Por suerte, conté con el apoyo de un equipo directivo que facilitaba la labor de todos, unos compañeros colaborativos y divertidos y, todo sea dicho, unos grupos de alumnos más que predispuestos a dejarse guiar aunque fuera dando tumbos por el temario y los proyectos educativos. Nunca se lo agradeceré lo suficiente a todos ellos.

Diría que, teniendo en cuenta todo lo anterior, en mi primer curso me quedaría un 6 de media, sobre todo por no haberme apuntado al periódico del instituto (ni, por tanto, haber valorado bien el trabajo de los alumnos de 3º que formaban parte de él), por haber podido/debido hacerlo mejor como tutor y por no haber sabido conectar bien con uno de mis grupos a pesar de estar formado por alumnos encantadores.


En el curso actual, que ahora termina, creo que he mejorado muchísimo en la organización de clases, exámenes y tareas, en mi labor tutorial, que he evaluado de forma mucho más justa, clara y global y, sobre todo, que he podido llevar a cabo más y mejores proyectos, tanto los diseñados por Nacho Gallardo (el “special One” de los Premios Educativos) como otros del Programa de Creatividad Literaria de la Junta de Andalucía y algunos que se me iban ocurriendo y colgaba en este blog. Me pondría un 7,5 o puede que hasta un 8, quizás porque (en general, aunque habrá quien no piense lo mismo) suelo ser bastante blando evaluando.

Además de, ante todo, haber aprendido la importancia de la enseñanza cooperativa y de la VERDADERA y auténtica atención a la diversidad, algunos de los proyectos de cuya realización me he sentido especialmente orgulloso han sido los siguientes:

-Cualquier mínima ayuda que haya podido prestar al (premiado) Proyecto EcoEscuela del IES Chaves Nogales.

-Toda colaboración con el Departamento de Orientación para solucionar conflictos en mi tutoría, en mis cursos o, sencillamente, en el centro.

-Adaptación de actividades del Programa de Creatividad Literaria

-Blog de Creatividad Literaria del IES Chaves Nogales

-Creación del blog Hooligans Ilustrados (y las tareas del itinerario de lectura de 3º)

-Proyecto Final de ICO: Entrevistas 3x3x3 (diseñado por Nacho Gallardo)

-Participación en El País de los Estudiantes con "El Heraldo del IESChN" (dirigido por José Luis Fernández, Paqui Izquierdo y los voluntarísimos alumnos-periodistas voluntarios) y "El PeriódICO Andar y contar"(con los alumnicos de 3º de Información y Comunicación)

-Poesía social en Memes (proyecto diseñado por Nacho Gallardo para la Semana Cultural del Instituto)

-Carta abierta al futuro/pasado

-Preparación, realización, maquetación y publicación de una entrevista a Antonio Agredano con los alumnos de ICO

-Charla con Antonio Agredano dentro del Ciclo "Conferencias para el futuro" de 1º de Bachillerato (organizado por mis compis Jara y Marta):


-Realización de la actividad "Del revés y la inteligencia emocional" para las tutorías

-Reflexión de los alumnos sobre la relación entre internet y la prensa

-Participación en la elaboración del (premiado) Proyecto Re-Generación del 98



-Participación en el Proyecto Telemedievo (diseñado por Nacho Gallardo)

-Colaboración en el Proyecto Editoriales (y los Libros que no existen), también de Nacho Gallardo.

-Cualquier colaboración que hayan podido tener mis alumnos en los blogs de Chlengua, en el Ágora del IESChN o con sus reseñas en Lectores.

-Donde vive la gente (reportaje sobre Sevilla Este partiendo de un artículo de Pablo García Casado)


En junio, poco después de haber hecho las medias de los alumnos, hice la mía. Muchos de esos alumnos ahora tienen que recuperar mi asignatura (de nuevo, mucha suerte). Ahora me doy cuenta de que, igual que a cada alumno se le entregó un informe detallado de lo que debía recuperar y cómo hacerlo, debería haberme hecho uno similar que me permitiera seguir puliendo fallos. En fin, es lo que decía al principio: queda mucho por aprender y mejorar.

Ahora toca intentarlo en otro sitio. Gracias a todos por la colaboración, el apoyo, la comprensión, el respeto y la buena disposición incluso en los momentos malos, que alguno hemos tenido. Y por las risas, que también ha habido. Por cierto: que no falten.



*1 Por especificar un poco, lo que más me ha sorprendido es la madurez de muchos alumnos que, a pesar de haber tenido unas notas, seguramente, decepcionantes conmigo (incluso suspensos) han mantenido la amabilidad y el agradecimiento (¿?) mucho más allá de lo estrictamente necesario. 
También, muchos me han enseñado que, cuando quieres algo, estás dispuesto a cualquier sacrificio por conseguirlo y, otros, que, cuando no se tiene ni idea de lo que se quiere y, por tanto, se cometen algunas tonterías, nunca es tarde para darse cuenta, rectificar y cambiar: lección muy valiosa que espero no olvidar nunca.


Por último, no sé si habré influido algo a que tantos alumnos hayan mostrado su talento literario pero sí sé que ha sido un placer leer a gente como Laura Morillo, Álvaro Salgado, Lorena Monfort, F.J. Cavero, Daniel Jiménez, Laura Rubio, Patricia Morgaz, Manuel Mateo, Alba Carrasco, Alba Naranjo, Óscar Borrallo, Nerea Navarro, F.J. Bravo y un largo etcétera, además de muchos otros alumnos que no tuvieron la mala suerte de tenerme como profe.
Espero que todos sigan escribiendo porque tienen facilidad para hacerlo bien o muy bien y, si se esfuerzan, lo harán incluso mejor: ojalá pueda volver a leer algo suyo que no sea un trabajo de clase.

2 comentarios:

  1. Gran profesor y mejor persona. Suerte allá donde vayas, vecino.

    ResponderEliminar
  2. Gran profesor y mejor persona. Suerte allá donde vayas, vecino.

    ResponderEliminar