sábado, 7 de octubre de 2017

Cuéntame un cuento

Después de habernos familiarizado con los mitos, las leyendas y los microrrelatos de terror, vamos a realizar la actividad de Creatividad Literaria Cuéntame un cuento.

Aquí tenemos el punto de partida:


Como hemos estudiado, el ser humano siempre ha tenido la capacidad y la necesidad de comunicarse.

Los cuentos nacieron para cubrir esta necesidad, inventando historias que entretuvieran y de las que, además, en algunos casos, se pudiera aprender valores, formas de actuar... Uno de los ejemplos más clásicos es el de Sherezade que, literalmente, salvó su vida gracias a su habilidad para contar historias:





Entre los cuentos que Sherezade narra al sultán están estos ejemplos:



A la hora de inventar tus propios cuentos, puedes partir de un esquema clásico e introducir variantes, como en este ejemplo:



O, por el contrario, puede que prefieras evitar los tópicos (es decir, los personajes, argumentos y comportamientos clásicos que el lector espera encontrar):

Me he inventado un cuento pero no sé de qué va:
lo que tengo claro es que no habrá princesas,
ni santos griales ni dragón que degollar,
y. si hay piratas, será con dos piernas.

Nadie dirá "nunca jamás" a nadie,
ni el protagonista se refugiará en un mundo aparte.
No habrá tesoros con que obsesionarse
ni sirenas tontas que renieguen de su propia imagen.

Ni buenos ni malos, no se harán filtros de amor
ni con un beso habrá resucitados.
Ni siquiera un reino por el que haya que morir,
ni personajes infravalorados.

Y aquí nadie será azul,
ni los fantasmas cumplirán condena.
No hay héroe con una cruz
ni sortilegios contra la salud

Quizá este cuento no le guste a nadie,
es el riesgo que hay al escribir
quizá lo encuentren muy poco excitante
quizá no nos basta con existir.

Me he inventado un cuento...
pero no sé de qué va: lo que tengo claro
es que no habrá ni un genio,
ni feos ni guapos, ni flautistas que engañar
para vivir no hay que ir muy lejos

los personajes no tendrán poderes,
ni perderán el culo por casarse con el más valiente
quedarán mudos todos los espejos
no existirá la prisa ni siquiera para los conejos

Y aquí nadie será azul
ni habrá enanitos que trabajen gratis
y los cerditos dormirán
y si viene el lobo pues vendrá

Y aquí nadie será azul
y las madrastras son de puta madre
y las perdices volarán
huyendo de tanta felicidad.

Aquí tienes disponibles muchísimos cuentos de Edgar Allan Poe, un maestro de la narrativa y, sobre todo, con especial habilidad para crear ambientes misteriosos o fantasmagóricos que, quizá, te puedan inspirar para tu propio relato.

También puedes usar distintos tipos de narración, de los que, a continuación, te mostramos algunos ejemplos:
Narración lineal:


Resumen, como en esta escena de la película Up



Narración in media res (y final circular)


ODISEA
Cuando Valentín Gómez acabó de repasar mentalmente la insólita cadena de acontecimientos que condujeran en tan sólo cuarenta y ocho horas de manera vertiginosa hasta su propia muerte, en aquel trance en que la muerte se presentaba, sin lugar a dudas, como un hecho inminente pero casi apetecible y en que lo único que acertaba a decir de todo aquello era que había sido una completa estupidez, ya que nadie le hubiera obligado a él, auxiliar administrativo cuarentón ilicitano, a andar mintiendo pues, si bien la mentira en sí no tuvo la menor importancia, se convirtió en el desencadenante de toda una aventura innecesaria y tortuosa y con ella los hechos se precipitaron y se sucedieron después el intento de soborno, la llamada de teléfono, la conversación misteriosa, las amenazas, la cita apresurada, el sobre vomitando documentos apretado bajo el sobaco, los sudores, el viaje en coche, la noche afuera tenebrosa, el ruido de los pasos, la entrevista, la confusión repentina de gritos y destellos y, en todo momento, el perfume pegajoso de la chica que, después de todo, había resultado ser demasiado insulsa y estar demasiado maquillada como para que mereciese la pena el riesgo de lanzarse en plancha y recibir el disparo de aquel esbirro calvo y tartamudo que se quedó obnubilado contemplando cómo el humo se deslizaba a cámara lenta desde el cañón de su pistola al tiempo que Valentín se desplomaba, entonces y sólo entonces, mientras comenzaba a sentir frío en el cuerpo y no precisamente por causa del húmedo suelo de la fábrica de sanitarios que empapaba por momentos su americana, recostado contra una cisterna de water fue que se dio por fin cuenta de que había vuelto a hacer, y esta vez de forma definitiva e irremediable, el imbécil y por ello, resignado, meditando sobre aquello de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, recapacitó y le dijo entre estertores a la muchacha, que lo abrazaba ahora espantada y sollozante, «apártate, gilipollas, que me cortas la respiración» y en estas circunstancias, sintiéndose por primera vez en su vida un hombre libre, Valentín Gómez disfrutó de una bocanada más de aire y exhaló sin demora el último de sus alientos.
Juan Ramón Santos.
Narración desordenada mediante flashbacks (un recurso que se ha convertido muy habitual en el cine, las series o, como verás a continuación, en los videoclips, pero que nació en la literatura y ha producido novelas o relatos buenísimos):



Por último, como bien sabes, hay historias que ganan contadas en primera persona, otras que parecen una larga carta a un interlocutor al que hay que explicarle algo (segunda persona) y en otras se prefiere la tercera persona, aparentemente más neutra pero que no tiene por qué ser más objetiva (por ejemplo, la tercera persona la puede utilizar un narrador testigo o un narrador omnisciente...).

A veces se puede mostrar un dominio de todos los posibles narradores, como en este relato de Juan Rulfo.


Por ejemplo, vamos a practicar con esta escena de la película de Pixar Del revés: ¿crees que cada uno de los personajes que intervienen la contarán de la misma manera o de formas muy distintas? Hagamos la prueba.



En resumen, haz tu propio cuento clásico, tópico, original, fantástico...

Para hacerlo, puedes inspirarte en cómics, novelas, series, películas o cuentos ya existentes... Hazles un homenaje o, si prefieres, dedícales una parodia: en definitiva, haz lo que quieras.

Recuerda que son válidos mitos, leyendas, fábulas, cuentos actuales y finales felices, trágicos o, incluso, abiertos, es decir, en los que no se sepa qué pasa al final...

Sobre todo, no olvides que tú eres el único que manda y tu imaginación es la única que puede marcarte los límites.

7 comentarios:

  1. EL MISTERIOSO BOTÓN.

    Se supone que un cuento empieza con un “ Era sé una vez…” y esas chorradas, pero este cuento no, porque este cuento no es una historia más de las que los buenos salen ganando, el príncipe se queda con la princesas y fueron felices y comieron perdices. Nada de esas tonterías cursis. Este cuento no tiene nada que ver porque Cuando las ranas tenían pelo y las gallinas dientes, en una granja de un pequeño estado un niño llamado Cib, al que le encantaba jugar a perseguir gallinas con su hermana melliza Filis, eran dos hermanos muy normales hasta que un día se despertaron y vieron un botón rojo del tamaño de sus manos en medio de su habitación sobre una base que les llegaba por las cinturas. Ninguno quería pulsarlo, no se atrevían. Decidieron no pulsarlo y no contárselo a nadie.
    Fueron pasando los días y el botón seguía ahí.
    Una mañana apareció una nota al lado del boton que decia “solo puede pulsarlo uno de los dos hasta esta medianoche”. Los hermanos empezaron a discutir por ver quien lo pulsaba. No se pusieron de acuerdo así que nadie lo pulsó. Cib a escondida subió a la habitación y lo pulsó, pero no pasó nada. Se lo contó a su hermana. Filis lo pulsó pero tampoco pasó nada. No sabían qué hacer hasta que Filis decidió coger a su hermano de la mano y pulsarlo a la vez. De repente apareció antes sus ojos un agujero en el que iban pasando mundo tras mundo. Se paró en uno de ellos, los dos hermanos se miraron estupefactos. Decidieron entrar. Un mundo totalmente diferente estaba antes sus ojos. Había robot, coches volando, era el futuro. Allí conocieron a Tirso y a Sibila dos robot, quienes le enseñaron todo ese extraño mundo. Estuvieron allí varios días descubriendo todas las cosas maravillosas de aquel mundo.
    De repente se despertaron de un largo sueño abrieron los ojos se miraron, se sonrieron y allí mismo antes sus ojos estaba aquel botón rojo. Se levantaron, se agarraron de las manos y o pulsaron.

    ResponderEliminar
  2. EL HADA RECHAZADA

    Érase una vez un hada llamada Úrsula no tan hermosa como las otras.
    Hasta las hadas le rechazaban por su aspecto.
    El hada se sintió tan, tan mal por ser apartada que se fue a vivir a la parte más lejana de la ciudad, donde nadie la encontraría y donde nadie la pudiera juzgar por su aspecto.
    Allí vivió durante sus 25 años, escondida del mundo, hasta que un día decidió ayudar a toda aquella gente que lo necesitara.
    Una mañana un hombre llamó a la puerta de su casa, ella le abrió y él le dijo que necesitaba ayuda, ella le preguntó qué le ocurría, el hombre le respondió que el reino estaba en peligro porque la bruja Malvada había echado un conjuro en el que todas las personas del reino serían sus esclavos para siempre.
    Úrsula decidió ayudar, pero se acordó de todo el mal que le habían hecho. A pesar de todo quiso ayudar porque quería salvar al reino.
    El hombre y ella emprendieron el camino hacia el palacio Esmeralda, donde se encontraba la bruja y donde tenía retenida a la reina Margarita.
    Úrsula llegó junto a Jose que era como se llamaba el que le pidió ayuda.
    Él le dijo a ella que la bruja estaba en la habitación del ala oeste y se dirigieron hacia ella.
    En ese momento la bruja estaba durmiendo, Úrsula aprovechó, le quitó su varita mágica y deshizo el conjuro.
    Toda la gente se lo agradeció enormemente, ella se sentía rara porque la gente empezó a aceptarla como verdaderamente era y las hadas que le rechazaron le pidieron perdón por lo injustas que habían sido con ella.
    Y a partir de ese momento el hada Úrsula fue feliz el resto de su vida.

    ResponderEliminar

  3. LA SIRENA ROCÍO


    Érase una vez, en el mundo de debajo del mar vivía una sirena muy especial, Rocío.


    Era especial porque quería conocer el mundo más a fondo, porque por ahora solo había conocido lo que había debajo del mar, quería ver a los pájaros, a los humanos, a los animales de tierra...


    Todo el mundo le decía que el mundo de fuera del mar no era tan fantástico como ella creía y que sería muy peligroso y casi imposible llegar a él.


    Todos le intentaban convencer de que salir del mar no era una buena idea, aunque ella no pensaba lo mismo.


    Llegó a tal punto que ya nadie le quería a hablar porque decían que estaba loca. Las madres ni siquiera le dejaban a sus hijos acercarse a ella.







    -1-


    Rocío se puso a investigar sobre cómo era la tierra y descubrió tantas cosas que si pudiera ir algún día allí no le pasaría nada ni se perdería. Le encantaría visitar ese mundo… ¡Ojalá los habitantes del mar la tomaran en serio!


    No entiende por qué la gente le trata como si estuviera loca: no lo está, y no tienen derecho a decírselo, <<¡algún día podré demostrarles que no me equivocaba y que la superficie no era tan mala como decían!>> Pensaba.


    Un día como todos, Rocío fue a la playa. Todo iba normal hasta que vino una ola enorme que le asustó a la sirena. Fue tal el susto que salió del agua por unos segundos y descubrió que, al no tener contacto con el agua su cola desaparecía y le aparecían dos hermosas piernas, ¡no se lo podía creer!


    Una semana después, Rocío escuchó que el mar se estaba contaminando y que no podrían durar respirando ese agua mucho más. Ella podía ayudar a todo el mundo submarino, solo tenía que informar a la población de cómo era la superficie y de lo que le ocurrió la semana anterior.



    Por fin llegó el día, el gran día en el que Rocío podría demostrar que la superficie no era tan mala como tantos creían.


    -2-


    La sirena se dirigió nadando a toda prisa hacia el centro del mar. Desde allí, les informó a todos y salvó a los de su especie. No se lo puede creer.


    Después de informar a todos y de recoger sus cosas, se dirigieron hacia la playa y salieron con un poco de miedo, aunque luego se les pasó a todos. Todo arreglado.


    A Partir de ese día los que la tachaban de loca se convirtieron en amigos y buenos compañeros. Aunque tuvo que dejar su tierra natal, ¡Ese fue el día más feliz de su vida!








    ResponderEliminar
  4. Martín





    Patricia Morgaz Contreras Martín


    Érase una vez en un reino muy lejano vivía un niño llamado Martín tenía un padre y una madre que le querían mucho.
    Eran muy felices hasta que un día cuando Martín cumplió 3 años su padre Marcos tuvo que ir al castillo para servir al rey, había una gran crisis en el reino y necesitaban más personas para defenderse de las invasiones de los pueblos cercanos.
    Su madre muy apenada no tuvo más remedio que buscar un trabajo ya que antes no trabajaba. Cuando la madre de Martín se dispuso a hacerlo pensó que lo más seguro para su hijo era marchar del reino lo antes posible.
    Tras una larga caminata de más de tres días llegaron a un lugar muy bello, un pueblecito a las afueras del reino.
    Allí empezaron una nueva vida. Martín fue a la escuela como los demás niños de su edad y su madre comenzó a trabajar en un pequeño comercio cerca de la plaza del pueblo, hacía ricos dulces que vendían luego a buen precio.
    Un día Martín al poco de cumplir 7 años entró en su casa después de haber hecho unos recados y se encontró a su madre llorando en la cocina. Martín corrió a consolarla y se dio cuenta de que entre sus manos se encontraba una carta muy formal en la que se daba el pésame a la familia por la muerte de Marcos, su padre. Martín no sabía que hacer sé quedó inmóvil ante esta situación. Era la primera vez que se sentía tan mal en su vida. Su madre le abrazó y empezaron a llorar. Cuando se calmaron Martín comentó a su madre sobre los lejanos recuerdos que tenía de su padre eran de un hombre fuerte, erguido y muy poderoso, dudaba que un guerrero le pudiera haber arrebatado la vida. La madre le dio la razón pues ella también dudaba de que hubiera muerto.
    La madre de Martín no fue a trabajar por la tarde al comercio. Se quedó encerrada en casa atendiendo a algunas visitas que vinieron a su casa. Entre los que vinieron se encontraba un hombre de mediana edad amigo de los padres de Martín se quedo sentado en una silla hasta que todos los demás se fueron este saludo a la familia les digo que lo sentía mucho pero que el al igual que ellos pensaba que era muy extrañó y que deseaba ir al reino para recuperar el cuerpo de su amigo. Ambos aceptaron. Martín le pidió acompañarle él aceptó pero su madre no. Ya se había quedado sin su marido y no quería quedarse sin su hijo también.
    Se hizo tarde y la madre de Martín sirvió una rica cena para los tres y el amigo se quedo a dormir.
    Cuando la madre se levantó fue a la cocina a preparar café y se dirigió al cuarto de Martín. Para su sorpresa no estaba ni él ni su amigo.
    Sobre la cama encontró una nota de Martín que decía:
    _Volveré con papá.
    Cuando la madre leyó esto no podía hacer nada.
    Martín y su amigo salieron al alba y se disponían a hacer un largo y duro camino. Tras días caminando llegaron al reino lo notaban desértico. Siguieron con su viaje hasta que llegaron al castillo frente a él cientos de guerreros se encontraban muertos tras una dura batalla. Después de encontrase con eso no tenían mucha esperanza de encontrarlo vivo así que buscaron uno por uno a Marcos entre todos esos cuerpos. Después de revisarlos con atención no le encontraron y pensaron que quizá hubiera huido cuando vio a lo que se enfrentaba esto no sería propio de él pero era lo único que podían suponer.
    Martín estaba frustrado y el amigo de sus padres le dijo que conocía una pequeña laguna cerca de allí que lo mejor sería que fuera y se refrescará. Cuando llegaron a la laguna vieron entre los matorrales una figura extraña. Martín se acerco y descubrió que aquella extraña figura era ni más ni menos que su padre. Los ojos de Martín se llenaron de lágrimas por la emoción después de tanto tiempo por fin lo pudo ver denuedo. Su Amigo Julián se emocionó también y le limpió las heridas. Marcos le contó que llegó una oleada de guerreros y no pudieron hacer nada por detenerlos eran demasiado.
    Regresaron al pueblo lo más rápido posible. Cuando Marcos vio a su mujer corrió y se abalanzó sobre ella. Se habían reencontrado después de tanto tiempo gracias a su maravilloso hijo.



    ResponderEliminar
  5. Cuento.
    LA CASA ENCANTADA.
    La casa colgaba del acantilado se les apareció de improviso,despúes de una curva.La señora Ear bajo del taxi y sus ojos parpadearon de manol estruendo de las olas golpeando la pared de rocas y el sonido del viento cuando de repente sus hijos Zai y An la intorrumpio con sus risas.Si se acavaban de mudar a aquella casa de color marron y sus paredes agrietadas, al entrar vió una escalera verdaderamente gigante,su techo alto y los espejos de las paredes mientras se oia el chirrillo de la puerta.Entraron de manera rápida para instalarse lo antes posible,Zai y An decidieron ir al cobertizo que se alojaba fuera apartado de la casa junto al acantilado,entraron y solo encontraron herramientas de taller y materiales de su padre que ya había instalado, decidieron salir para no romper nada cuando de repente se alzo una ola que derrumbo el cobertizo y callo de manera al mar llevandose al instante la vida de los 2 niños que murieron ahogados, sus padres al darse cuenta fueron exaustos tirandose, una vez en tierra no podian hacer nada la familia, y se volvieron a mudar a una nueva casa y una familia pero se oian risas extrañas de 2 niños y sucedian cosas extrañas que no se podían explicar por lo que la casa nunca se vendió y aquel que se alojara en aquella casa oia la risa de los 2 niños ahogados pidiendo socorro,las personas aterrorizadas decidieron poner una valla con un cartel que ponia no pasar y un buzo en el que ponia la casa encantada.
    SADIA RIVAS 2ºG

    ResponderEliminar
  6. Jose Manuel Guisado Ruiz

    Cuento:

    GINCANA BAJO EL MAR



    Transcurría el año 1984 y tres amigos decidieron hacer un viaje hacia las Islas Maldivas por su fin de carrera.


    Una vez llegaron allí decidieron apuntarse a varias excursiones, pero uno de ellos llamado Alejandro vió un cartel que anunciaba una gincana bajo el mar, ya que a ellos le gustaba mucho bucear y disponían de la titulación necesaria, el que vió el cartel le entró muchas ganas de apuntarse, pero primero se lo tuvo que proponer a sus amigos. A Pedro y Samuel le pareció muy buena idea y decidieron apuntarse. Pero lo que no sabían que iban a pasar uno de los peores días de su vida.


    Llegó el día de empezar la gincana, Pedro, Alejandro y Samuel se montaron en la barca para ir al punto donde empezaba la prueba, los tres estaban muy nerviosos, se pusieron los chalecos, trajes de neopreno, las botellas de oxígeno y le dieron el mapa donde estaba la primera pista, se tiraron al agua, había más de treinta metros de profundidad, primero tenían que encontrar una caja, dentro de ella tenía que haber un mapa para encontrar donde estaba la segunda pista que tenían que encontrar. Empezaron a bucear Pedro no pudo aguantar más de 10 minutos bajo el agua ya que tenían una fuerte presión en los oídos, por estar a mucha profundidad y no conseguir compensar la presión, no se rindió y lo intento otra vez. Esta vez sí pudo aguantar, encontraron la primera caja, se dirigieron hacia la siguiente pista, había que ir a un barco hundido donde estaba el siguiente objeto llegaron con las indicaciones del mapa, entraron en el barco y no encontraban la tercera pista. Pedro les dijo a sus amigos que iba a entrar por una ventana que había dentro del barco, pero Samuel le dijo que no entrara que eran muy peligroso, Pedro no le hizo caso y entro, mientras que esperaban a que su amigo saliera se escuchó un estruendo y un grito; sus amigos fueron corriendo para intentar ver qué pasaba; pero lo encontraron atrapado entre elementos del barco; no podían sacarlo, pues era muy complicado sacarlo.


    Alejandro subió a la superficie a avisar a los monitores que organizaron la gincana, buceadores con cursos de rescates; ya que la botella se quedaría sin oxígeno si pasaba muchos más tiempo a esa profundidad, bajaron los monitores y pudieron sacarlo del entramado donde estaba atrapado. Pero Pedro se desmayó y se quedó inconsciente, le llevaron al hospital; Samuel y Alejandro estaban muy preocupados, los médicos le dijeron que estaba en coma por la falta de oxígeno en el cerebro. A los tres días los médicos le dijeron que no había nada que hacer hasta que despertara y decidieron regresar a su ciudad y mantenerlo en un hospital de su ciudad. A los dos meses despertó del coma y se recuperó.

    Pasan los años y los amigos siguen recordando aquella maldita fecha.

    ResponderEliminar

  7. El maravilloso conejo Paco.



    Cuenta la leyenda, que un conejo cansado de que le persiguieran los felinos y hubiera matado ya a tres de sus hermanos, hizo un magnífico plan: reuniría a todas las ratas, ratones, ardillas, castores etc… Para que se defendieran mutuamente , pero todo le salió mal, la población de panteras y leones consiguieron acabar con todos menos con Paco, el conejo blanco como la nieve y con ojos azules como el cielo. El cansado ya de todo, decidió ir al primer río que encontrara y tirarse para ahogarse y acabar con su vida de una buena vez.




    Cuando estaba apunto de hacerlo, se escuchó una voz que provenía del cielo, miro y era Sasha el gran conejo místico y legendario que consiguió hacerse respetar y de admirar por todo el reino animal, Paco entendió eso como que tenía que seguir luchando y así lo hizo.

    Siguió su camino y fue admirado por todos los tipos de animales desde la pequeña hormiga hasta el gran elefante, ningún animal lo atacaría más porque todos sabían que Sasha lo defendería ya que Paco contó a todos, su primer encuentro de los muchos que le quedaban con Sasha.

    6 años más tarde el magnífico conejo Paco, lamentablemente murió, pero todos los animales del mundo lo recordarian ya que su imagen y la de Sasha quedaría reflejada en 2 estrellas del cielo.

    Realizado por: Jaime Lozano Ponce.

    ResponderEliminar