miércoles, 14 de febrero de 2018

"Yo no quiero 14 de febrero"

  Resultado de imagen para BORGES ESTAR CONTIGO Y NO ESTAR CONTIGO 
https://lh5.googleusercontent.com/-FGtUAQo_Tyg/TXk-u8LQO6I/AAAAAAAAAOo/_H_C0nicZhY/s1600/DSC01233.JPG 

 
Resultado de imagen para MICROPOEMAS DE AMOR 
http://1.bp.blogspot.com/-tBj1kIvyjcA/TnidBqZRe5I/AAAAAAAAAGs/cv30GgP2AYY/s640/QUINO.jpg
 
Resultado de imagen de ajo micropoema amor

https://i.pinimg.com/736x/fc/92/61/fc92612db3045e953dfc182c477e7624.jpg 
Resultado de imagen de amor karmelo c iribarren
Resultado de imagen para DESNUDA KARMELO C. IRIBARREN 
(KARMELO C. IRIBARREN)
 http://4.bp.blogspot.com/-e4Jgt1z9LN4/U5RXJ5q1l1I/AAAAAAAAGZM/EzjWJu3C03Q/w1200-h630-p-k-no-nu/Ben+1.jpg

 
 Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.
(LOPE DE VEGA)



Poema XX.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.”
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el ultimo dolor que ella me causa,
y estos sean los últimos versos que yo le escribo.
Pablo Neruda, de Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924) *Resultado de imagen de DE REGRESO A NOSOTROS ANA PEREZ CAÑAMARES
Resultado de imagen de de regreso a nosotros ana perez cañamares 
DE REGRESO A NOSOTROS 
(Ana Pérez Cañamares)

Siento mi amor por ti
como algo denso y concreto

deshecho cada mañana
lo visto y lo peino

le doy mi nombre
lo paseo entre la gente.


Tú y yo somos dos poemas
escritos en diferentes idiomas
que nuestros cuerpos mudos
se empeñan en traducir.


Me tocas como lee
un ciego el Quijote

al final de la lectura
no sabemos quién es libro
quién loco, quién lector
quien la obra maestra
de quién.

Suena la ducha:
me ha relevado el agua
en la tarea de acariciarte.


Dormimos espalda contra espalda
respetamos cada uno
la tierra de los sueños del otro

al despertar nos citamos
en el puesto fronterizo

allí aprendemos entre brumas
que dos exiliados hacen país.
Resultado de imagen de dedicatoria garcia montero  

https://image.slidesharecdn.com/poemas-091129051921-phpapp01/95/poemas-3-728.jpg?cb=1259471975


Serás, amor... (PEDRO SALINAS)

¿Serás, amor
un largo adiós que no se acaba?
Vivir, desde el principio, es separarse.
En el mismo encuentro
con la luz, con los labios,
el corazón percibe la congoja
de tener que estar ciego y sólo un día.
Amor es el retraso milagroso
de su término mismo:
es prolongar el hecho mágico
de que uno y uno sean dos, en contra
de la primer condena de la vida.
Con los besos,
con la pena y el pecho se conquistan,
en afanosas lides, entre gozos
parecidos a juegos,
días, tierras, espacios fabulosos,
a la gran disyunción que está esperando,
hermana de la muerte o muerte misma.
Cada beso perfecto aparta el tiempo,
le echa hacia atrás, ensancha el mundo breve
donde puede besarse todavía.
Ni en el lugar, ni en el hallazgo
tiene el amor su cima:
es en la resistencia a separarse
en donde se le siente,
desnudo altísimo, temblando.
Y la separación no es el momento
cuando brazos, o voces,
se despiden con señas materiales.
Es de antes, de después.
Si se estrechan las manos, si se abraza,
nunca es para apartarse,
es porque el alma ciegamente siente
que la forma posible de estar juntos
es una despedida larga, clara
y que lo más seguro es el adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario